Páginas vistas en total


I made this widget at MyFlashFetish.com.

jueves, 14 de abril de 2016

Capitulo 6. Siempre lo estaré

La obra es realizada por Teresa Briseño García.

Capitulo anterior Aquí

Disfrútala con una soda ( no a las marcas) jajaja
------------------------------------------------------------


AMANDA
Los profesores me habían llamado. No sabia para que exactamente. Tal vez me castiguen otra vez, he faltado mucho a las prácticas, hecho varias travesuras, pero en estos días ni siquiera me había movido de mis horarios. Estaba empezando a recapacitar, a ver lo que era lo mejor para mi.
Entrenaba a diario con nuestros maestros, daba meditación y yoga para fluir toda la energía de mi cuerpo, recorriéndola en cada uno de mis partes. Incluso lo hacia en mis horas libres. No me molestaba que algunos de mis compañeros tuvieran sus primeros signos de luz como su cabello rojizo o rubio, sus ojos claros azules o claros verdes; solo son pequeñas señales, pero no eran el verdadero color de su destino.
Yo a pesar de tantos años, quería impedir este destino, no quería esperar más, sabia que tarde o temprano me llevarían a esas clases. Sabia lo que ocurriría, pero no los capto hasta que es demasiado tarde, cuando la realidad esta en frente de mi.
No quería estar en esas clases. Porque sabian lo que significaban para todos. Una burla. Una gran estupidez. Porque nuestro gran cuerpo es tan "poderoso" que aleja la luz. Antes veía a estos chicos, ellos ya no se mezclaban con los otros, ya no eran dignos de estar con ellos.
Eso a veces me preocupaba. De por si ya no estoy tan unida a los chicos, esto les dará aun la razón del porque no deben juntarse más conmigo. Solo si sobrevivo a todas las pruebas seré digna de su perdón y podrán aceptarme.
Pero solo de una persona estoy angustiada.
Estoy en la puerta azul del salón de maestros. Toque la delicada pared de madera y una voz dulce me dijo que pasará. Era la hora de mi nueva vida.
Los maestros están en circulo, mirándome solo a mi, estaba una mesa con un pastel, todo el mundo se empezó a sentar y en el centro se encontraba la directora Estrella. Observaba cada rasgo con sus delicados ojos verdes pasto, su cabellera rubia como los rayos del sol y su piel tan delicada y suave conservando su fino rostro.
Ella no daba ningún temor, daba el signo de esperanza, una en la cual tu seguías luchando a pesar de las adversidades. Por eso es nuestra directora, por el aura que transmitía a cada uno de los chicos, incluso en sus momentos más oscuros.
Eso me transmitía ella ese día.
- Es un gusto tenerte aquí Amanda.
- Gracias Directora Estrella - dije un poco nerviosa - ¿por qué estoy aquí?
- Quisiera que fuera por buenas noticias - respondió seria - pero no es así. Tu condición no ha sido buena durante estos años. Creo que lo mejor sería que cambiaras de clases y te unieras al grupo de los especiales...
- Sabía que pasaría algo así.
-¿Lo viste? - dijo, pues no debía hacerlo. Solo esos poderes aparecen cuando llegamos a la transformación. Si sabían de nuestros poderes, nos mandaban a un lugar donde nos transformarían en luces y combatiríamos a esa temprana edad. O eso rumoreaban los estudiantes y maestros. No sabíamos a donde iban pero cuando regresaban eran otros.
- Lo sospechaba mi Directora. - le mentí a medias -, ver que tus compañeros tienen algo de luz mientras que tú aunque medites y hagas todo lo que sea, la energía de luz no llega. Eso es ...
- Lo entiendo, yo también pase por eso Amy, - dijo, algo que me sorprendió - se como se siente ver a los demás lucir como pequeñas luciérnagas volando sobre ti - se acerco un poco más a mi - es duro y te sientes débil a pesar que tu cuerpo es fuerte, con el entrenamiento correcto podrás ser uno de ellos, de nosotros, es difícil ver a tus compañeros irse y desvanecerse cuando estas en esta etapa, se alejan porque no quieren sufrir, pues las consecuencias del tratamiento son engañosas y no siempre funciona, pero te ayudará esto lo sé.
Toco mi cara y se deshizo de la lágrima en mi cuerpo. Ni siquiera la había sentido si ella no la hubiera tocado. Y sin querer, me deje llevar y la abrace, pues ese sería un camino muy complicado.
Porque no sabría si pudiera lograrlo; si lograría salir con vida.
-----------------------------------------------------------
JOSH
Nunca pensé que le diría esto a Jenny. Me gustaba desde hace tiempo. Un año, la vi diferente. Algo más luminante.
Pero estaba nervioso. La vi diferente día a día, pero no sabía si eso me gustaba o era algo que quería desear. Cuando observe su cara, su actitud cambio, como si la furia se fuera, la mascara se deshizo y se convertía en una nueva Jenny.
Fue emocionante decirle eso. Me gustaba. La adoraba. Podía vivir con ella con ese sentimiento mutuo, aunque debo reconocer que ella ve más que eso. Yo no puedo. Quiero intentarlo con ella, ver si esos sentimientos fluyen, ver si soy digno de ella. Porque los sentimientos que siento por esa chica sin transformarse son reales.
O al menos eso creo.
Este nuevo cambio de vida, será algo donde nos uniríamos más. No sé como comportarme, solo sé que debo estar más tiempo con ella, claro darle preferencia, darle regalos y esperar que esos sentimientos crezcan. Pero también necesito una chica que me ayude con esto. 
Son complicadas y no sabría si darle algo en los días siguientes o no sé. Estoy demasiado nervioso y es la primera relación que tengo. Ya le dije que tendríamos nuestra primera cita dentro de dos días, y a pesar que nos conocemos, esta vez, debo profundizar más con ella.
No sé si hablarle de mis profundos recuerdos, solo lo sabe Amy, ella conoce más cosas que Jenny. Tal vez debería preguntarle a ella, o será mejor que no. Porque si lo hago, tendría que explicar mi extraño poder, mi drástica habilidad para mejor con reconocer cuando las personas me observan y presentar su aura...
- Josh, necesito que me des una Patada Universal con Max - dijo el entrenador.
- Si señor.
Aunque desearía más si tuviera el poder de concentrarme más, pero no me preocupo. Soy demasiado bueno con estos entrenamientos. Al inicio vemos Karate y Kung Fu, para enseñar a defendernos y tener una buena disciplina, pero sobre todo para estar preparados para la lucha espacial. 
Nos enseñaban en tierra, para mantener un buen equilibrio, pero todo cambia en los exámenes. Nos enfrentamos a cada uno, el que salga sin casi ningún rasguño, supera las pruebas y puede seguir el curso, los otros se quedarían.
Eso es lo que le paso a mi hermano. Se dejo vencer, para estar conmigo. Pero los rumores dicen otras cosas. ¿Serán ciertos? Yo no los creo porque mi hermano me dice cualquier cosa, aunque yo le estoy ocultando con Amy, la cual todos dicen que le gusta, ella sabe todos mis secretos y yo los suyos. 
Debería dudar, necesito pruebas para conocer la verdad, porque me preocupan que ellos puedan destruir esta buena amistad. Pero no puedo pensar así ahora, porque yo la estoy destruyendo al intentar algo con Jenny, le estoy quitando una amiga a Amanda, la buena Amanda, que piensa ahora que todo el mundo la ha dejado.
Intente entrenar con mis compañeros. Una patada, arriba, la otra, voltereta, abajo y en su santiamén, tengo a mi contrincante en el suelo. Es fácil, mis habilidades han crecido, intento actuar normal y dejo que me golpe, que me hiera, porque no deseo estar en otro lugar, como otros que ya lo están. 
Dicen que es lo máximo que puede pasarte, estaríamos ahí Amanda y yo si no fuera por nuestros amigos. Solo deseo verlo a todos juntos, como antes. Las clases terminaron y espero con mis compañeros una buena ducha caliente, comentando lo suertudo que soy al tener la chica más hermosa de toda la Academia Galáctica.
Yo la verdad los dejo ser, y acepto los halagos, pero yo no le veo nada diferente, muchos pensaron que me quedaría con Amanda y tendríamos una buena batalla con mi hermano por ella, ¡que locuras dicen todos!
Me sorprendo como todos cambian a mi alrededor, ya no son los mismos chicos que nos comparaban con JAJA, son chicos diferentes, convirtiéndose cada uno en un capitán, en un soldado, moldeando en luz. 
Me alegro mucho, incluso mi hermano es diferente. Se ve que será rubio como yo, solo que el más oscuro, un poco más rubio con café y yo un rubio como el sol de nuestro gran universo.
Después de terminar, no sé que hacer con mi día. Tal vez podría ir al jardín o ir a la sala de cine, pedir un capuchino natural y ver la película de estreno, mi hermano menciono que tenía cosas que hacer y con Jenny no me puedo unir ya que la tengo que ver dos días después, porque ella antes me dijo que tenía planeado ir de compras con nuevas amigas e invitaría a Amanda, así estaría solo, pero no lo fue.
Tenía que ir hacia el pasillo y me encontré con una simpática chica de pelo negro. Conocía ese cabello y esa presencia de menta limonada. Pero presentía un mal momento, su aura mostraba algo azul, con negro.
- ¿Qué te sucede Amy?- dije acercándome a ella. Parecía preocupada. - No te vi en el entrenamiento.
- Me transferirían a otras clases - respondió, observando la nada.
- ¿Descubrieron lo que haces?
- No Josh, ese tipo de clase no, otras, unas ... especiales. Lo peor de todo, es que yo sabia lo que ocurriría, intenté de todo pero no funciono. Mi cuerpo no me permite ser una luz a voluntad.
- No digas eso Amanda, esto no es nada de malo - me acerque un poco a ella e intente que me mirará. Ahora yo era más alto que ella, unos centímetros. La abrace y le dije - Solamente tu cuerpo responde diferente, todo estará bien.
- Mentira - dijo alejándose de mi y dándome la espalda - . Te alejarás como todos uno por uno. Me quedaré sola porque lo he visto, lo sé. Al final nadie se dará cuenta de mi existencia. No tienes que mentirte más. No me hago la víctima, es simplemente que así la realidad me golpea. Tal vez por eso tengo este poder, sería más fácil decirle a la Directora Estrella mi situación y me mandarán a esas escuelas...
- Amanda, no hables de esa manera. - dije agarrándole de los hombros - , nadie quiere que lo hagas, al menos yo. Si te vas de aquí, no se que sería de mi vida, tal vez siga y pueda mantenerme, con mis amigos pero no será lo mismo sin ti. Hemos pasado muchas cosas juntos, como cuando atormentamos a la señorita Cometa con una cucaracha espacial, incluso hicimos una imitación del insecto - reí al recordarlo - y la maestra grito como nunca y cuando pusimos tierra en el gimnasio o cuando pusimos toda la ropa de los estudiantes en el jardín mientras se estaban duchando.
"Yo siempre estuve en esos momentos de travesura, diversión y castigo. Estuve siempre a tu lado, siempre lo estaré, pase lo que pase. No importa si ahora tenga una novia pero siempre lo estaré.
- ¿Estás seguro de hacer esa promesa? - dijo mirándome a los ojos, a esos ojos cafés que no se transformaban pero me gustaban.
- Si Amanda, te prometo que estaré siempre a tu lado hasta tu último suspiro.
En eso nos abrazamos y nos quedamos por un tiempo así. Sin preocuparnos quien nos viera o no. Pero debi observar ese día. Aunque no me hubiera afectado ese momento hasta después.
Me despedí de ella y me fui directo a mi habitación. Si la retenía más tiempo, no podría ir con Jenny a comprar cosas. Al menos me alegro que este con ella. Me ayudará con esto. Tengo varias ideas y ella me comunicará todo esto. Tal vez no sea tan malo este cambio.
---------------------------------------------------------------
AXEL
Ver a mi hermano con esa persona, me ponía de malas. Más escuchando lo que prometía, porque ahora él estaba en una buena relación. Pero al ver que ya se separarían por un tiempo aunque no de otra escuela. Me hubiera gustado, no tengo pruebas de que hablaba mi hermano, así que me tendré que conformar mientras ella va a las "clases especiales". Tengo que avisarle a Jenny, ella le gustaría mucho la idea.
Me fui al pequeño centro comercial, estaba cerca de la escuela. Lo pusieron hace tres años, esos once años fueron geniales compartiendo helado, jugando con la fuente, mojándonos cada extremo de nuestra ropa, viendo la ropa hecha de la Tierra y sobre todo la tecnología de antes. Sus celulares, computadoras eran cosas extrañas, demasiado grandes para nosotros. Ahora todo cabe en nuestra palma, tenemos un solo aparato para esos usos.
Yo suponía donde estaba, si no, podría localizarla con mi rastreador. Su presencia no era tan única como otros, pero podías reconocerla si solo tienes tu objetivo en esa persona. Sabia que estaría comprando ropa para su primera cita con mi hermano. Creo que fue honesto con ella, pero un instinto me dice que no del todo.
Dejaré que pase el tiempo, como esta vez le dije a Jenny, el chico necesitaba crecer un poco. Y lo ha hecho. Solo espero que no me gane de altura. Aunque eso no me afectaría mucho. 
Estaba en esa tienda de ropa con varias amigas suyas, intentándola ayudar a verse bella, escogiendo zapatos altos y muchos vestidos. ¡Qué complicadas son las mujeres! Agradezco a Dios ser hombre, todas esas cosas de chicas son ... ni tengo palabras para decirlo. Tengo que apurarme a decirle la noticia a ella e irme de aquí.
- Jenny ¿puedo hablar contigo un momento? - dije jalándola a un lugar donde estuviéramos solos y las chismosas de sus amigas no escucharán. De todas maneras se enterarían tarde o temprano.
- Un hola no estaría mal cada vez que nos veamos - dijo irritada me soltó mi mano después de que me detuviera y me miro - espero que sea demasiado bueno lo que me dirás, estoy comprando nuevas cosas para ver a mi NUEVO - lo remarco más esa palabra - NOVIO, ¿ahora te tengo que llamar cuñado?
- No lo hagas, me sentiré demasiado viejo - dije - pero no te aleje de tus "necesidades" por eso, sino para darte una gran noticia, la cual gritarás por eso podré mis manos en las orejas cuando lo diga. ¿Lista? - asistió y yo puse mis manos en mis orejas - Amanda tendrá clases especiales.
Al inicio se quedo en shock, pensé que se alegraría, pero antes de decirle una cosa y desprenderme mis manos, ella empezó a gritar. Genial, ahora me quedaré sordo.
-¡¡¡¡¡AAAAAAAAA!!!!! ¡NO ES POSIBLE! ¡BUENO SI LO ES PORQUE ELLA NUNCA TUVO UNA MUTACIÓN DESDE AHORA PERO..... ! - respiro pero siguió gritando -  ¡¡¡¡¡AAAAAAAAA!!!!!.
-Es la mejor noticia que me han dado. Lo celebraré con las chicas, aunque claro, debió estar aquí ella también pero la distancia ya estaba hecha hace tiempo. Odio mentirle a mi NOVIO pero no puedo romperle su corazón tan pronto. Sabes Axel, eres un gran amigo. Adoro a tu lindo destino y si me disculpas tengo una buena noticia para todas mis amigas y mis contactos. Nos vemos luego, ... - por favor que no lo diga - cuñado. 
Y antes de que pudiera defenderme se fue corriendo. Al menos estaba feliz. Ojalá no fuera tan gritona. Ese es el único defecto que tiene ella. Lastima que no fuera mi tipo.
Así me aleje de aquel cierto comercial con una cierta amargura. O al menos eso lo sentí ese día. Necesitaba ver a la enfermera antes. No vaya a se que realmente ya no pueda escuchar por esa chica. 
------------------------------------------------
LEJOS DE AQUELLA ESCUELA. CERCA DEL PLANETA ROJO
- Mi señor de la oscuridad, dueño de mis pesadillas y de mis lamentos, aquí su esclava Nova esta para servirle y darle una nueva noticia negra.
- Adelante mi fiel esclava dime ...
- La chica ha reaccionado de maravilla con la dosis, su cabello es más negro, más azul, más poderosa...
-¿Dijiste azul?
- Si mi Señor Oscuro. Tiene dos colores, solo que el azul es tan oscuro que se confunde. Tenemos un duo entre nosotros señor. Pensaba que Estrella me mandaría a investigar pero no sucedió eso. Obtendremos a su mejor arma sin que lo esperen.
- Muy bien Nova, entonces empieza a "tratar a tu paciente como debería ser" - dije con una gran sonrisa. 

-----------------------------------------------------

Capitulo 7. Los especiales Aquí

viernes, 8 de abril de 2016

Capitulo 12 Parte 4

Los derechos son propiedad de Disney

Parte anterior Aquí

Disfrútalo en la escuela :(
--------------------------------------------------

Capitana Silver

- Mis queridos marinero, siento irme. Pero debo planear como capturar a su linda princesa del mar. No te preocupes por tu querida madre John, la cuidare por tu vida.

Nos fuimos alejando del Perla, donde ahora, las cosas, podrían ponerse interesantes. La verdad, era que ya estaba aburrida, con toda la tranquilidad que pasaba con sus pasajeros, que decidí darles lo que tanto ocultaba.

- Hermano, creo que ya es hora de encerrar otra vez a nuestra querida invitada. No vaya a ser que quiera saltar del barco. Pero no puedes verdad, querida Syrenia.

La admiro. Tener a una sirena entre la tripulación es un gran logro, y más porque es la chica que necesitaba en este momento. ¡Que dulce que la haya encontrado desde hace ya bastante tiempo! Después de mi absurdo comentario viene caminando hacia mi, con una cara de ira. Parándose sin ningún temor hacia mi. Me gusta.

- No sabes nada de mi, Silver. Nada, solo estoy contigo por una razón. Y tienes que cumplirla por todos los medios.

- Bueno, el chico lo esta provocando, no debería hacer cosas que no. Tal vez si le dijera otra información sobre su querida madre pueda pensar en eso, en vez de estar interesado por una chica que hará perder su vida.

- Debí estar con él antes de que hubiera partido. Nunca debí abandonarlo por ti.

- Lo hiciste para protegerlo. De mi - dije tomando el valor que ella tenia por el momento -. Sabes que su camino esta en mis manos. Pero para protegerlo, necesito alejarlo de esa chica, porque si el esta encima de mi, no puedo. Necesito que esa chica este sola, este lejos de la bestia de tu hijo.

" Él debe entender que el amor te hace una persona débil, no me importar resultar la típica villana que dice esas idioteces. Pero la verdad es que es cierta. Para él será su fin si no da por terminado esa relación ficticia. Ya llévala a su celda, su plática ya me acaba de aburrir otra vez.

- Como desee mi señora.

Llevaron a Syrenia entre los brazos dos marineros nuevos que estaban adaptándose al lugar. Esta sirena me va a sacar las canas verdes. No la entiendo. Tomo esta decisión y yo le hice firmar un contrato la cual, ilusamente no leyó. Pero ese no fue mi problema. La marea es mi testigo. Debe aprender a asumir sus consecuencias.

- ¿Qué es lo que ahora haremos mi señora?-respondió un marinero con suciedad en todo su cuerpo, empapando de mar y arena.

- Esperar a que la tormenta llegue. Es hora de retirarnos a tierra firme. No desearía estar en estas aguas peligrosas en estos momentos.

Nos fuimos alejando del barco negro, aquel que tuve buenos recuerdos, aquel que me enseño a vivir como pirata, aquel que me enseño a amar por primera vez, aquel que me enseño que un corazón roto es más fuerte que uno puro, pero sobre todo aquel que cuando se encuentra con el amor vuelve, pero con una espada tras tu espalda.

--------------------------------------------

Zazil Ha... John B. Read. 

Y así se fue, entre los mares, con esos cabellos rojos de sangre, tratando de poner nervioso a mi amado, pero se que ese color verde de sus ojos, no podrían enseñarme la esperanza que tanto necesitaba en este momento. 

----------------------------------

William James Jr.

Con el cabello rubio de la arena se deslizaba en el barco plateado, sin mirar atrás, llevándose a su tripulación lejos del Perla Negra, como si su visita no fuera más que una piedra en nuestro camino, con esos ojos verdes que quisiera recordar a aquellos momentos donde solo eran mi madre y yo, pero  a la vez no, ya que no tendría a estas personas que he conocido en el camino, no se que pasaría si no las hubiera conocido.

----------------------------------

Jack Sparrow y Hector Barbossa

Se aleja del barco hacia el suyo de plata sin brillo, opaca como una roca, con su cabello oscuro convertido en dorado, sin ni siquiera percatarse que esos ojos grises se tornan cada vez el blanquecino de las nubes, el blanquecino de esas velas que tanto no representan la pureza de la persona, sino algo perdido desde hace mucho tiempo, por un amor no correspondido. 

----------------------------------------------------

Ya acabo el cap.

Espero no tardarme tanto con los capitulo, pero uno no sabe que escribir después. Espero que les haya gustado.

Hasta la próxima

Capitulo 13 Parte 1 Aquí

sábado, 2 de abril de 2016

Capítulo 12 Parte 3

Los derechos son reservados por Disney

Parte anterior Aquí

Disfrútalo mientras estas en la ruina por tus primitos.
Mis primos son unos monstruos conmigo.
-------------------------------------------------------------

John B. Read.

Se escuchó que un barco se aproximaba a nosotros. Tristemente no era uno que pudiera alegrarme, con esas bellas albinas, y toda la madera cubierta de un plateado cristalino. Solo pensé en esos ojos cielo para encontrarla, la cual no tarde en hacerlo, ya que estaba muy cerca de mi.

Me acerque a ella, para luego, como de la nada, apareció la Capitana Silver. Con sus ojos verdes me miraban fijamente, mientras sus cabellos rojizos los desenredaba el viento del mar. Al parecer en uno de los palos brinco con una soja para llegar aquí. Pero al percatarme de eso, fui corriendo hacia ella, poniéndome enfrente de ella, intentando agarrar mi espada. Ella al percatarse de ello, se rió por mi postura protectora.

- Este chico de sal protegiendo a la princesa, que hermoso. Lastima que tendrás que pagar un gran costo por eso. No te preocupes chico salado, no vine para robármela, por el momento.

En ese entonces, todos se habían percatado de la visita cerca de nosotros, rodeándola con todos los tripulantes de esa zona, junto con los barcos, alrededor, mientas que el Perla Negra estaba en medio de un temible caos.

- ¡Que hermosa bienvenida! Eso debieron hacer cuando llegue al principio aquí pero, no. Bueno las primeras impresiones nunca se olvidan.

- ¿Se puede saber que haces aquí Elena? - dijo Jack acercándose a la escena, tratando de pasar por los marineros, hasta llegar al centro.

- Oh Jack, fueron solo dos días desde que me fui y así es como me tratas, pero eso me pasa por esperar más de ti - dijo mientras tocaba su cabellos y agachaba un poco la mirada, para después enfrentarlo y estar enfrente de él, dándome la espalda a mi y Zazi -. Nunca cambias. Solo vengo a recordar un cierto poema para dicha persona- volteando la cabeza hacia mi dirección y cambiando su posición a lo de antes.

- ¿O LO RECUERDAS JOHN?

Mi respiración estaba dislocada. No sabia si tendría que responder a eso. Aunque es parte de mi destino, no quiera decir que todo lo que este escrito deba cumplirse.

- Todos aman ese lindo poema que pensaron jamás iría a existir, creo que Elizabeth Swan sabe algo de aquel poema, como antes le fascinaban los cuentos piratas antes de ser una...

- Soy Turner por si sabes querida - dijo, Elizabeth acercándose a nosotros sin perder la mirada de Elena Silver.

- Por su puesto que si lo se, querida Swan, pero el hecho de que tengas un nuevo nombre, no significa  que la Swan que llevas dentro desaparezca.

"¿Donde iba? - dijo girando alrededor del circulo que se había producido en el barco negro, del cual contó lo que tenia -, así el poema, ya que nuestro querido John olvida las sabias palabras de su querida madre para protegerlo, tendré que refrescarle la memoria, porque no le hace caso a su querido  tutor que lo ayudo a escapar...

- Siempre metiéndote en donde no te llaman como siempre verdad Silver. - dijo mi tutor acercándose más y más

- Hay Barbossa, ya estabas tardando en llegar. Bueno que quería que hiciera, el mar es demasiado largo para encontrar tierra firme por estos lugares y eso lo sabes. Además he estado aburrida, un poco de drama vendría bien en este barco. Y he recordado un poema que quería compartir con todos, los cuales John recordará con solo escuchar.

Girando hacia mí empezó a recitar:

Ver los ojos ámbar, 
Me harán enamorar.
Ver lo ojos del mar,
Me harán amar.

Recordando los ojos rojos,
Recordando su amor,
Recordando los ojos blanquecinos,
Recordando el mar.

"Pero sabes amo más esta parte, sé que me adelantó pero me encanta, porque dice...

Al final del día,
Veré los ojos blanquecinos,
Que me herían,
Dando mis últimos suspiros.

Se acercó a mi, sacando su espada plateada, yo estuve a punto de sacar mi arma cuando sentí una brisa, y como si fuera magia, una persona detuvo la espada, ese cabello café, lo recordaba, no observe su cara porque estaba de espadas hacia mi, pero nunca me esperé lo que dijo después:

- Muy bien Syrenia, nunca dude que harías eso. Saluda a tu madre John, hace tiempo que no se ve.

--------------------------------------------

Zazil Ha.

Silver dejo su espada hacia su estuche y volvió a su posición del centro, mientras miraba que detrás de John, solo se le quedaba mirando la espalda de su madre. Ahora podía ver de donde saco su melena rebelde.

Después se volteo y pude ver un poco de parecido, realmente su cabello era más claro, castaño, pero la piel era idéntica a la de ella, una tez blanca como las velas. Con sus ojos eran similares, estaba a mi altura realmente. Nunca imagine encontrarme con la mamá de John.

-John, como has crecido - dijo Syrenia, pero John no le respondió nada. Solo se quedo estático hacia mi.

- Vamos John, saluda a tu mamá sirena, lo siento Syrenia, pero con tu nombre debería de saberlo ¿no?

- Si, Silver, él lo sabe. Si querías sorprenderlo debiste decir otra cosa.

- Bueno, será para otra ocasión. - dijo convencida.

Bueno creo que no debería sorprenderme, entendería algunas cosas, pero otras, no.

- Así que regresaste.

- John tienes que entender, por favor John Ba...

- ¡NO HAY NADA QUE COMPRENDER MADRE! - dijo interrumpiéndola - Me dejaste solo, no sabia a donde ir, si no fuera por Barbossa no se lo que realmente hubiera hecho. Nunca me imagine volverte a encontrar y más con ...

- Si lo sé, la idea era que la vieras cuando nos vimos técnicamente por primera vez, pero dicha sirena se sentía apenada por mirarte otra vez. Aunque ahora no.

- Esto no tiene sentido, como es posible si ella se fue al mar, ¡zas! y ... - dijo Jack confundido, ya que al parecer conocía a la chica -, necesito hablar unas cosas contigo realmente Barbossa.

- Créeme Sparrow, que cuando encontré a John estaba en la calle,ya había pasado un tiempo, pero sabia quien era su madre. Yo la vi caminando por la playa, estoy en las mismas confusiones absurdas desde hace tiempo.

- Esto es demasiado conmovedor, de verdad, pero verán, ya es demasiado tarde para las visitas. Así que nos vemos para la próxima. - dijo, mientras una tabla pasaba entre los barcos, haciendo que la ágil pirata caminara sobre él, parándose a medio camino para voltearse a nuestro barco.

- ¿Vienes Syrenia?

Como si nada, fue hacia ella, obedeciendo, como si fuera parte de la tripulación. Pero no dudaría en eso.

Como el viento, el barco vino y se fue. Dejando la brisa tranquila, con pájaros alrededor del Perla, con una tripulación confundida y un marinero confundido y enojado por un encuentro que jamás imagino.

************************

No sabia como acercarme ahora a John, sé que necesita hablar con alguien, pero no estoy realmente segura que quiera decirme.

Ya al menos sabia que su segundo nombre tenia una a entre sus palabras. ¿Qué podría ser Baltasar, Babil, no lo creo pero puede ser, es un horrible nombre.

Ba, Ba, Ba, ... Baruch, no, Basilio, Baldomero,...Ba, Ba, ....

No lo sé, pero esto me hace recordar cuando molestaba al odioso de John para adivinar su nombre, ¿hace cuando fue? No fue demasiado desde que subimos a este barco. Tal vez unos seis meses  después...

FLASHBACK
Unos años antes...

Estaba aburrida, no había visto la tierra desde hace semanas o meses. El mar es distinto mirarlo hacia arriba, pero me he acostumbrado poco a poco a observarlo con el cielo azul que lo posee por el agua de abajo, o al menos eso es lo que supongo que pasa, ¿o será al revés?

Necesito distraerme con algo, ¿que será? ¿que será?

Ya había contado la madera de todo el barco y por poco caigo en el mar, lo cual tal vez no sea una buena idea, ya que no se "nadar" como diría Jack, pero antes vivía en el fondo del mar, no creo que con solo que viva en la tierra ya no pueda tocarla nunca más, pero para mi protección es mejor alejarse por un tiempo hasta que sea el "juicio de mi cumpleaños" con dos semanas después de esta, la cual, no le veo mucho sentido. 

He corrido por todo el pasillo del barco, del cual, los marineros no desean que haga más, he tirado todos su materiales para limpiar y uno que otra vela, ups, he intentado subir hasta las velas del barco pero siempre cuando intento hacerlo, me da terror. ¿cómo pueden soportar tanta altura? he intentado mover las nubes, pero no se si soy yo, o realmente las nubes se mueven por su voluntad. Debe de estar afectándome la brisa. 

¿Qué puedo hacer? Ojalá pudiera gritar, pero no deseo más castigo o limpiar el barco una vez más, he visto como cada uno de la tripulación con sus quehaceres, como John practica con su espada lo cual no deseo mucho, aunque, quisiera saber algo.

Me acerco muy lentamente hacia él, para que no pueda verme, lo asustare primero y luego le preguntaré... Me escondo entre los barriles, me escabullo y me tiro hacia el piso, con solo mis manos y pies me arrastro y estoy de espaldas. Entonces dije un gran ¡Hola John!, lo cual provoco que su espalda diera un pequeño brinco y decidiera estar enfrente de mi, con su pequeña espada de madera. 

- ¿Qué te pasa Zazil? - dijo John bajando la espada y acercándose un poco más a mi, lo cual deja un pequeño espacio personal para mi - No puedes andar asustando a las personas solo porque estés aburrida, ve a perderte un rato, haz algo...

- Sé que es un poco atrevido pero ¿cuál es tu nombre con la B?

- ¿Para que quieres saber eso?

- Perdón, señor gruñón, pero estoy aburrida. Y quisiera saber si por medio de un juego pudiera adivinar tu nombre misterioso de los mares.

- Eso sería interesante, pero la verdad, dudo que puedas adivinarlo o acercarte a él. De acuerdo, sirve que me despejo de un poco con la espada.

- Esta bien - dije mientras nos sentamos entre los barriles y materiales del barco,-. Creo que puede ser Boneci.

- Ni cerca.

- ¿En serio? Balam*, - con su cabeza giraba de un lado a otro, lo cual decía que estaba equivocada - Bej*, Balanca*...

- ¿Balanca? - dijo como si nunca hubiera escuchado de él.

- Si, donde yo vivía eran muy comunes, Balanca significa "nueve estrellas", Bej "camino" y Balam "jaguar o brujo"...

- ¿Son nombres de verdad? - asentí con la cabeza, lo cual era un verdadero si, espero poder adaptarme un poco más a sus raras tradiciones -, Pues son únicos podría decirlo, pero no creo poner a un niño ese nombre. 

- A mi me suenan bien. ¿Me puedes dar una pista?

- No lo siento, pero si te dijo una simple palabra, no creo que sirva el juego. 

- Al menos debo de haberle atinado en una letra. 

- La cual nunca sabrás Zazil Ha, pero me gustaría saber más de esos nombres extraños.

En eso les platique sobre cada uno de ellos, los cuales algunos le fascinaron y otros le disgustaron, preguntando sobre qué gente podría llamar a un hijo de ese modo, pero tal vez él sienta una pequeña conexión hacia ellos. Ya que, tal vez, no le guste su segundo nombre.

AHORA

Al menos, con esta noche, supe una nueva palabra, pero estoy segura que aunque este en este lugar por durante un tiempo, pueda saber el significado de ella.

Tal vez necesite volver a mi habitación para pensarlo mejor con la almohada, pero la madera es tan cómodo, tanto que me voy nuevamente a mi sitio donde comúnmente he dormido durante el último año.

------------------------------------

*Son nombres mayas.

He llegado con nueva parte.

Espero que les haya gustado. Pero no es todo. Así que esperen la última parte. Espero.

Capitulo 12 Parte 14 Aquí